viernes, 3 de febrero de 2012

¿Y qué?- María Pía Danielsen & Miguel Dorelo


¿Y qué?- María Pía Danielsen- Miguel Dorelo

Río mientras explota el calor en mi cara.
Aunque mis ojos no me ven, se que el pecho y las mejillas están rojas. Las burbujas ya hicieron estragos por dentro: eliminaron cercos, surcos y atajos.
Aunque mis ojos no te ven, tus manos aprietan mi tronco y tu aliento juega en mi oreja.
Se retuercen entre mil ideas las palabras:-¡Sos tan especial! ¡Sos hermosa!-, mientras los  sabores de las cerezas borrachas se alojan en mi saliva.
Aunque mis ojos no te ven, se que la humedad ya recorre la entrepierna.
Aunque mis ojos no me ven, se que mis dedos son tus dedos disfrazados de nunca.
¿Y que? Puedo recrear mil veces la despedida.
Y ni una sola lágrima asomará de mis ojos que no te ven ni me ven porque una despedida no es necesariamente un nunca más, sobre todo cuando el adiós queda flotando en el aire, casi sin fuerza, camuflado en un hasta luego, un quizás mañana.
Y por eso risa, como ansia de revancha sin rencor en un tiempo circular que nos encontrará más tarde o más temprano saboreando recordados sabores borrachos de cerezas, re-escuchando palabras hermosas y especiales, tus manos apretando atajos disfrazados de nunca y mi entrepierna húmeda recree mil veces un ¿Y qué?...

8 comentarios:

maraxorj@gmail.com dijo...

Muy buen cuento, los felicito.

Salemo dijo...

Gracias, María. Mérito de María Pía, yo solo traté de acoplarme a su idea y a la línea del relato, que no sé si se puede catalogar como "cuento", más bien diría que es el relato de una vivencia desde un punto de vista principalmente femenino. Esto de escribir como mujer ya se me está haciendo demasiado habitual. No es que tenga nada contra ellas, pero...Soy demasiado hombre como para andar con estas cosas, a ver si por ahí alguno/a se confunde,eh.
Un beso.

chely dijo...

Felicitaciones a ambos.los admiro
Abrazo fuerte

Salemo dijo...

Gracias, Chely. De vez en cuando se da la unión con personas afines con las que es un verdadero placer escribir, tal el caso de María Pía. Gracias a este tipo de personas es que uno aprende a crecer en lo que trata de hacer,ya que me "obligan" a concentrarme mucho más en lo que hago; cuando escribo solo tiendo a disgregarme hasta límites poco razonables;deliro, bah.

Patricia Nasello dijo...

Extraordinario!!!!
Erotismo y prosa poética.
Una delicia, un placer.
Felicidades a ambos.

Y toda mi admiración

Salemo dijo...

¡Gracias, Patricia! Yo sabía que si me aunaba a María Pía recibiría elogios de rebote, lo mío es pura especulación.En serio y repito: María me invitó, me mandó texto y me encantó la idea; luego vino lo de adaptarme al tono erótico poético que ya traía, no sé qué le estará pasando a esta chica, armarlo, mandárselo para que me diera su opinión ( aprobó todo enseguida la inconsciente)y este fue el resultado. Me alegra que haya gustado.

Anónimo dijo...

Salemo, me costó encontrarte, hubo un tiempo en que leía a Marcelo Pisarro y también tus comentarios, y no sé por qué, de repente pienso: ¿conocés la revista Orsai? ¿leíste alguna vez alguna de las sobremesas de Hernán Casciari y el Chiri? Si no lo hiciste, no esperes más tiempo! Saludos, Florencia.

Salemo dijo...

Lo bueno es difícil de encontrar. Por eso no deberías haber tenido problemas para hacerlo, Florencia. Hoy estoy modesto.Con Pisarro sigo en contacto y leo sus notas aunque no comento tanto por falta de tiempo; lo que sí tenemos unos jugosos intercambios por Twitter y Facebook. Hace unos pocos días me enteré lo de la revista y estuve mirándola, así como todo el movimiento muy interesante que se gesta alrededor con su sistema de edición y distribución.En estos momentos estoy también buscándole la vuelta para ver cómo hacer que la literatura reditúe, edito una revista muy personalizada y estoy publicando colaboraciones en algunos libros. Leí que también tienen un bar y como posiblemente la semana que viene estaré unos días en Buenos Aires por ahí me de una vuelta para ver que onda.
Me alegra que me hayas encontrado y hayas pensado en mí por lo de Orsai.
Saludos. Seguimos en contacto
Miguel Angel "Salemo" Dorelo