jueves, 16 de mayo de 2013

Todo un caballero- Miguel Dorelo



Todo un caballero- Miguel Dorelo

—Me encantó —le dije.
—Estuvo muy bueno —me respondió. -Volveremos a hacerlo, solo te pido discreción, recordá que soy una mujer comprometida.
—Por supuesto. Soy, por sobre todo, un caballero. Te amo.
—Yo también. ¿Te vas para el club?
—Sí.  Por ahí nos cruzamos allá.

En el vestuario de hombres del club.
— ¡Muchachos! ¿A que no saben a quién me cogí hace un rato?

Caballeros eran los de antes.

6 comentarios:

Arturo dijo...

Miguel:
Hay varios de estos "caballeros"...
Muy bueno.
Un gran abrazo.

Salemo dijo...

Un impresentable el tipo.
Gracias, Arturo.
Otro abrazo para vos.

Horacio Beascochea dijo...

Es cierto, hay varios de esos "caballeros"

José Núñez de Cela dijo...

Buen relato. Lamentablemente real.

Enhorabuena por el blog.

Un saludo!

Salemo dijo...

Lamentablemente hay demasiados, Horacio. Gracias por pasar y comentar.

Salemo dijo...

Es muy real, como bien decís, José. Conozco a varios de estos. Muchas gracias por pasar.
Saludos