domingo, 8 de noviembre de 2009

Senderos- Miguel Dorelo

Saber elegir no es tan sencillo...

Senderos 1- Miguel Dorelo

Extraviado.
Debía reconocerlo, estaba total y completamente perdido.
Ni siquiera estaba seguro del momento en que había iniciado el camino.
Ignoraba si el final de la senda se encontraba cerca o lejos.
Se resistía, incluso, a hacerse cargo de sus culpas, de haberse adentrado solo en él.
Confundido.
Demasiadas y confusas pistas…o total ausencia de ellas.
Para el caso daba lo mismo; desandarlo ya no era posible.
Seguir.
La única manera de encontrar alguna vez la salida.

Senderos 2- Miguel Dorelo

Alternativa.
Siempre la hay, aún en aquellos intrincados laberintos de frondosas y altas paredes que dificultan la visión, que confunden y ahogan.
Solo es necesario un momento, muy breve, en el que nuestra mente (o nuestro corazón, si así lo prefieren), vislumbra la salida.
Puerta.
Allí está, donde menos la imaginábamos, dispuesta y accesible, al alcance de nuestros pasos, tan cerca.
Meta.
Hasta es probable que no sea la primigenia, la buscada; quizás sea nada más, y nada menos, que la adecuada.


Exclusivo para La Cuentoteca

8 comentarios:

María del Pilar dijo...

Epa, es lo mejor que he leído tuyo últimamente, Miguel. Adelante,no aflojes, seguí así.

Salemo dijo...

Gracias, María.
¿Viste que mi hiper-sensibilidad actual la podía aprovechar?
Estoy muy poético ultimamente, no sé que me pasa.

María del Pilar dijo...

¿Enamorado, quizás?
Ése es un sentimiento que suele llenarnos de dudas, mi amigo.

Salemo dijo...

De la vida, María. Creo. Es un sentimiento que nos llena de dudas.
Dudas tengo un montón, así que no sé.
De lo único que estoy seguro es de las dudas que tengo.

Esteban Dublín dijo...

Qué experimiento tan interesante, Miguel. Un abrazo.

Salemo dijo...

Gracias, Esteban. De vez en cuando deliro un poco y me da por experimentar/divagar. A veces salen cosas buenas y otras no, pero es un buen ejercicio.
Abrazo para vos también.

Javi dijo...

Un buen cambio de registro Miguel. Se aleja un poco del cuento y sin embargo se lee como si lo fuera.
Me gustaron estas consideraciones o experimentos/divagaciones.
Espero más!

Salemo dijo...

Gracias, Javi. Habrá más. No sé si seguiré perdido u orientado por estos senderos o los dejaré de lado para adentrarme en otras cuestiones que me andan rondando.