domingo, 22 de noviembre de 2009

Ella- Miguel Dorelo

Ella...Es perfecta.

Ella- Miguel Dorelo

Buscaba olvidarla sumergiéndose en otros cuerpos, pero solo lograba reencontrarla.
—Tu sonrisa, María, me recuerda demasiado a la de Ella —decía. Y se alejaba.
—Lo siento mucho, Cecilia, pero tus manos no hacen otra cosa que hacerme añorar sus caricias —y una nueva despedida.
Es dulce tu pecho, Gilda, pero el de Ella sabía a ambrosia y me resulta doloroso el recuerdo. —exclamaba. Y se marchaba.
Uno tras otro se sucedían los jóvenes y hermosos cuerpos. Muslos firmes y suaves como los de Ella, caderas ardientes como la de Ella, cabellos largos y renegridos como los de Ella.
Y ojos. Y miradas. Y labios. Y besos. Todo, absolutamente, le hacía recordar a Ella.
Cuando ya no pudo más, cuando se hartó de extrañarla, comprendió que no debía darse por vencido: Ella volvería a ser suya.
Ya no rechazó amores, consumó cada uno de ellos y poco a poco fue reencontrándola.
Los labios de Paula, los pechos de Beatriz, las caderas de Ana, se unieron a las piernas de Raquel, a los hombros de Fernanda.
Solo tuvo que encontrar una manera segura de deshacerse de los restos.
Y que Ella, ya completa, volviera a amarlo.

Exclusivo de La Cuentoteca


Re-Publicado en: Quimicamente Impuro

8 comentarios:

Ogui dijo...

a Víctor también lo movía el amor, pero más la ambición. Este conmovedor amor tiene incluido un rompecabezas. Supongo que se habrá esmerado en las suturas...

Salemo dijo...

Hubo un especial cuidado en ello, don Héctor.
El protagonista gozó bastante en la pre-selección del material necesario y armó una señorita a gusto y "piaciere".
Esperemos que gocen de una larga vida juntos.

Esteban Dublín dijo...

Debe ser un cirujano especialista para que le quedara como ella.

Salemo dijo...

El amor, Esteban. Una tarea hecha con amor siempre sale bien.
O al menos, así debería ser.

Javi dijo...

Y el alma de Ella, la mente, los sentimientos... se entremezclaron en esa fusión frankensteiniana?
Impresionante Dorelo...!!!

Salemo dijo...

Fué lo más difícil,Javi. Recordar hasta el último detalle de Ella,especialmente su interior ( lo verdaderamente importante)y recrearlo.
Es lo que el protagonista de la historia me comentó.
Hasta ahora no presentó ninguna queja; Ella debe haber quedado bien.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

lei este texto en otro lugar.
Muy buen estructurado y escrito, muy bien pausado.
me trajo reminiscencias de El Perfume.

Salemo dijo...

Bueno, muchas gracias,Daniel.
Me alegra mucho cundo alguien lee y elogia uno de mis textos.Ha sido ya publicado en otro lado, como decís, aunque lo escribí especialmente para este sitio.
Pasaré a leer algo de lo tuyo.
Un abrazo.