miércoles, 19 de agosto de 2009

Por ti, soy capaz de cualquier cosa- Giselle Aronson y Miguel Dorelo

No debería ser así, pero...


Por ti, soy capaz de cualquier cosa-Giselle Aronson y Miguel Dorelo

Elle, amor mío, luz de mis ojos; si estás leyendo esta mensaje de amor descarnado, es porque no lo has destruido como a sus antecesores y has decidido darme la oportunidad de poder explicarme, de poder hacer un descargo sobre los hechos que, perdóname si te lo digo, has malinterpretado.
Sé que es difícil que logres comprender que todo fue debido a mi maldita timidez, esa, que tantos problemas me ha ocasionado.
Todos, absolutamente todos los pasos que di, fueron para poder acercarme a ti, el único amor de mi vida.
Cuando me interesé, conquisté y comencé a salir con tu mejor amiga, fue tan solo porque no me animaba a preguntarte un montón de cosas por pudor ¿Quién mejor que ella para conocer todo aquello que sobre ti ansiaba tanto saber?
¿Te acuerdas cuando me mostraste aquella foto de cuando eras niña? Estabas hermosa, mi cielo, resplandecías envuelta en ese guardapolvo blanco del colegio.
Mis ansias de conocer detalles de tu infancia, fueron las que me llevaron a iniciar aquel pequeño romance con tu madre. ¡Cuánto te ama! En esas noches juntos, me contó mil anécdotas sobre tus travesuras.
¿Estás comprendiendo, vida? Todo por y para vos.
También aquellos afaires con tus amigas del Facebook me ayudaron a reafirmar este inmenso amor que siento por tu personita; te adoran y me sentí muy feliz al comprobar de boca de ellas lo buen amiga que eres.
Lo de tu tía María del Pilar, cumplo en decírtelo, fueron tres meses en vano; ten cuidado, ella no te quiere tanto como te dice. Tampoco tus primas Gilda y Nanim; ni siquiera tu ahijada Oriana.
Solo pido comprensión, que abras tu corazón y me des la oportunidad de demostrarte que soy digno de ti.
Y, por favor, no te dejes llevar por las apariencias, no dudes de mi hombría, tu padre y tu hermano mayor, no significaron nada para mí y poco pude sacarles. Solo fue otra manera de acercarme más a tus afectos, aunque con resultados no muy positivos.

Tuyo para siempre. Te amo.
Angel.

P.D.: Perdón, me olvidaba. Si en nombre de nuestro gran amor, decides darme otra oportunidad, te pido un favor: no me esperes este fin de semana largo; me voy tres días a Camboriú con un grupo de científicos para estudiar el comportamiento de la abeja Maia en su hábitat ¡Es increíble lo que pude llegar a hacer esta deliciosa animalita!
Tampoco me llames ni me mandes mensajes; en la reserva ecológica no se permiten los celulares.
Besos.
Eres única.


Angel mío: Comprendo cada una de tus adorables palabras. ¡Cuánto me he emocionado con esta carta! Le agradezco a mi intuición el impulso de abrirla sin destruirla, como he hecho con todas las anteriores.
He podido darme cuenta del sacrificio al que se abocó tu espíritu desinteresado. Alcancé a ver la inabarcable dimensión de tu amor por mí, jamás hubiese imaginado que ser vivo alguno podría sentir de esa forma y ser quien haya despertado semejante adoración. Leyendo tu carta he experimentado, sin dudas, un momento sublime en mi vida, que tendré presente hasta la muerte.
Es por eso que no puedo dejar que continúes con la abnegada tarea de hacer todo lo humanamente posible para llegar a mí, sin revelarte la clave única que te dará el éxito que precisas para poseer mi alma, definitivamente. No eran, ni mi madre, ni mis amigas, ni todos mis familiares, quienes más me han conocido. No es a ellos a los que debías haberte acercado. El camino hacia tu búsqueda era tan claro que no has podido descubrirlo, tan al alcance de tus ojos.
La misma semana en que te conocí, contacté a un hombre que me ayudaría a saber todo sobre tu alma. Al principio nos pasábamos horas hablando de vos, de las estrategias que debía usar para convertirme en tu más grande y verdadero amor. Nos encontrábamos semanalmente primero, diariamente después. Llegó a ser una presencia imprescindible en mi vida, tanto, que con el paso del tiempo ya no fue necesario introducir tu nombre en nuestras charlas, tanta era la confianza que habíamos logrado. Así es como, tu psicólogo, hoy por hoy, es quien más me conoce y más cerca de mí ha estado, dentro de mi cuerpo y alma. Es a él a quien debías haber recurrido.
Mañana parto a las islas Fidji, lo acompaño a un congreso de psicología que allí se dictará durante dos semanas, así que no te preocupes, no creo que tenga oportunidad alguna de comunicarme con vos, mi celular no tiene tanto alcance.
Te deseo muchos éxitos en tus investigaciones
Un cariño
Elle

Exclusivo de La Cuentoteca

9 comentarios:

María del Pilar dijo...

¿Un cuento a cuatro manos? Muy bueno, chicos.
Eso si, don Dorelo,a mi no me meta de tía en su cuentito, que usted jamás alcanzó a registrar el poder de mi seducción...
Sin rencores y con una sonrisa, lo saluda María del Pilar, una ávida lectora de sus cuentos :)

Florieclipse dijo...

Sin duda, el cuento estaría incompleto sin la aportación de Gi. Buenísimo. Me hicieron pasar un buen rato. Nomás acláreme algo, Dorelo: ¿No le gustó mi nombre para ponérselo cuando menos a la empleada doméstica? Mire que yo no me ofendo si me convierten en personaje.

Salemo dijo...

Perdón por incluir a "algunas" personajes en le trama; es solo ficción, el autor no ha tenido ninguna clase de relación sentimental con las involucradas en el relato.
Lamentablemente.
Una tía joven y en edad de merecer, María. Algún día, quizás, registraré.

Salemo dijo...

No se solidarice con ese final indigno, Carmencita, muy bien escrito pero totalmente carente de credibilidad. Y no la incluí, a pesar de su hermoso nombre, por dos motivos;primero, es usted casada y no quise comprometerla. Segundo, las tres mencionadas habían participado en una serie de ataques "comentarísticos",en contra de mi persona que exigían una venganza. Además, usted es buena, no como esas. No faltará oportunidad de incluirla en un futuro relato más digno de su persona.

Nanim dijo...

Muy bueno, amigos. Aunque ustedes no lo crean... conocí una historia parecida. Ellos siempre tienen pretextos usados como justificaciones y nosotras... los tomamos como válidos y hasta nos sentimos congratuladas.

María del Pilar dijo...

Bueno, si el mentado "ataque" (en realidad fue defensa de género) inspiró este cuento, no te quejes Miguel: acabás de encontrar en Gi una perfecta compañera literaria. Espero leer más cosas de ustedes
Abrazo

Oriana P. S. dijo...

Señor Dorelo:
Nunca imaginé que lo nuestro era solamente un ardid suyo para acercarse a mi madrina. Y yo que le quise en cuerpo y alma. Vaya forma de enterarse! Ya lo decía mi madre, no hay que confiar en los hombres.
Me siento utilizada.

ps. Al margen de la mención nominal, concuerdo con María del Pilar. Que vengan más textos a cuatro manos!
Saludos.

Salemo dijo...

Respuestas amontonadas:
Nanim, te debe haber parecido lo que contás: no creo que haya hombre sobre la tierra capaz de un comportamiento así.

María: las "perfectas compañeras" no existen, son un invento del sistema para dominarnos.

Oriana: aunque no me creas, lo nuestro fue lo verdaderamente auténtico de toda esta historia. Ah, me acabo de acordar que no voy a poder pasar por allá el mes entrante porque me informan que la nave en la que esperaba embarcarme, desapareció misteriosamente al pasar por el triángulo de las Bermudas. Te voy a extrañar mucho.

Oriana P. S. dijo...

No hay ningún problema Miguel Ángel. Yo he quedado con un amigo tuyo para encontrarnos y tomar un café en un hotel de Ibiza.
También te extrañaré un montón.