sábado, 22 de mayo de 2010

Del amor al odio hay un solo paso- Miguel Dorelo

La amo...La sigo amando a pesar de...

Del amor al odio hay un solo paso-Miguel Dorelo

—Te amo —le dije.
— ¿En qué sentido me lo decís? —me respondió preguntando.
— ¿Cómo en que sentido? —interrogué.
—Eso. ¿Qué me querés decir cuando decís que me amás? —re-preguntó.
—En el sentido de que te amo. Quiero decir que te amo —re-contesté.
—Podrías ser más claro —insistió.
—Pero, la puta madre… ¡Te amo! ¿Qué parte no entendés? —comencé a exasperarme.
—Podrías explayarte un poco en el concepto y tratar de moderar un poco tu lenguaje—volvió a insistir.
—Está bien. —Dije resignado — Vamos de nuevo: te amo. Pero te amo de una forma como nunca he amado. Realmente no concibo la vida sin vos. Sos la luz de mis ojos, el sol de la mañana al despertar, el aire que respiro —comencé a ponerme cursi.
Y continué: —mi media naranja, mi mejor amiga, mi única religión, mi equipo favorito, mi medio de transporte hacia la felicidad eterna, la razón de mi existir, el remanso donde descansar luego de una jornada agotadora, el oasis en el desierto de mi alma, la estrella que me guía hacia el paraíso eterno, el cuellito polar que protege mi garganta en las mañanas heladas y mi gorrita con visera en los días de sol intenso; cuando me mirás me derrito y cuando te miro me reconstituyo.
Y ya completamente entusiasmado, desbordado de amor por ella, proseguí — y te quiero más que a mi madre, a mi Play Station 3, a mis cd´s de PinK Floyd, a mi conexión de tres megas, a mi mouse inalámbrico, a mi procesador de doble núcleo; te quiero tanto que me duele, y si te quiero es porque sos mi amor, mi cómplice y todo y es que juntos somos mucho más que dos —terminé plagiando. ¡TE AMO! ¿TE QUEDÓ CLARO?
—Más o menos ¿A que viene eso de ser tu mejor amiga? O lo de compararme con la bruja de tu madre ¿Ya no me querés como antes? —fueron sus últimas palabras.

Y ahí fue cuando la asesiné, señor juez.

Exclusivo de La Cuentoteca

17 comentarios:

Oriana P. S. dijo...

Hay gente que no puede aceptar un "Te quiero" o un "Te amo" con un beso. Así como hay gente que sólo puede decirlos con la mirada.
A veces, los fantasmas del pasado espantan los amores del presente.
A veces, es mejor terminar frente al señor juez y contar las cosas tal y cual sucedieron.
Eres un valiente Dorelo.

Salemo dijo...

Y también hay gente a la que le cuesta decirlo quizás por no ser dañado/a. No sé.
Y los fantasmas incordian bastante y hacen eso que decís; el protagonista de la ficción ( un amigo, no sé si lo comenté)me dice que está perdiendo oportunidades que quizás no se repitan.Yo le aconsejé lo mismo que vos, pero es medio nabo el tipo.
Y no sé si soy valiente o traidor: él me dijo que no dijera nada. Pero no se me ocurría nada para subir al blog.

Oriana P. S. dijo...

Siempre que usted mantenga la identidad de su amigo en secreto y cambie algunos detalles obvios... no veo por qué no.
Personalmente, casi que he decidido no decir más esas palabras. Duele decirlas, pero duele más no oírlas. A veces duele también el solo hecho de sentirlas, pero en fin, contra eso no podemos hacer nada. El corazón es un ente autónomo.
Volviendo al cuentito. Podría haber sido al revés. Ella podía haber dicho el "Te amo" y él hacerse el desentendido (o simplememte no entender nada) y llevar al mismo final. Pero claro, esto le sucedió a un amigo suyo y no a una amiga.
En todo caso, me gustó el final. Trágico y contundente.

Salemo dijo...

Y... Al final seguro que mi amigo se enoja.
Decirlas, oirlas: siempre dependiendo del receptor. Y bueno, el amor suele ser así, no reneguemos de él y pasémosla lo mejor posible.Mi amigo dice que está en un período vacacional, pero no me quiso dar más detalles.Hasta dice que él es feliz así.Está un poco loco.
Y sí, aunque me cueste, en el cuento se podrían invertir los roles.

Anónimo dijo...

Jaja. Pensé que iba para otro lado.
Me gustó.

Beso

Claudia Cortalezzi ∗ dijo...

Jaja. Pensé que iba para otro lado.
Me gustó.

Beso

Salemo dijo...

Ya veo que te gustó dos veces. No está mal.
El pobre hombre fue para donde lo obligó ella con su actitud. Mujeres.

Ogui dijo...

Pasa que el transporte a la felicidad eterna es un tren con vagón bar que tenga biblioteca, y pocas cosas más. Dorelo, no puede decirle a una mujer eso. Pensará que es un medio de locomoción, de ahí a la escoba voladora habrá un paso lógico y eso y su comparación con la madre la sacó de quicio. La violencia es mala, Dorelo... Cuidado que la ira es un viaje de ida. ¿Se da cuenta que llegamos al final pero es el principio, como si fuera palíndromo el comentario? Porque ahora pienso de nuevo en el tren. Y así siguiendo...

María del Pilar dijo...

El cuento está muy bueno, Miguel.
Decir lo que uno/a siente al sujeto de sus desvelos, no siempre sirve. Pero, asesinarla por eso...
A nadie le gusta que la comparen con su madre (la de él) (ni con la abuela), una busca un compañero, no un hijo, ¿entendés?
En cuanto a lo del "transporte a la felicidad" buena metáfora.
Un abrazo cordial

Salemo dijo...

Un poco le respondí en el Facebook, don Ogui; pero reflexionando me he dado cuenta que tiene un poco de razón ( no se la doy toda porque por ahí la necesito más tarde para darle un poco a otro). Dejando de lado que encontrar al equivalente mujeril de un tren con esas características ideales es una tarea para la que no estoy preparado, creo que le estoy endilgando a la candidata todo el peso de la relación al tratarla de "medio de locomoción". Lo único que se me ocurre para enmendar esto es ponerme mañana mismo a régimen a ver si bajo unos kilos y la tarea no le resulta tan pesada.Espero que sepa agradecérmelo.
Lo otro, lo relacionado con el comentario palíndromo, yo diría que es porque usted es igual que yo: vueltero.Y está ben, que tanto.

Salemo dijo...

María: primero, gracias por el elogio hacia el cuento.
Con respecto a lo otro, ya sospechaba yo que ser tan sincero me traería inconvenientes (digo, al protagonista del relato).Y dice mi amigo que se lo merecía, pero que no la hizo sufrir.
Con respecto ala comparación con la madre, lo que tendría que hacer ella es terapia, que uno busca una compañera y no una paciente algo desquiciada.
Otro abrazo para vos.

María dijo...

¡Bien hecho!, que el amor no se pregunta ni se explica... Se hace.

Salemo dijo...

¡Otra maría! Bienvenida.Eso, escuchen a María y hagamos el amor en vez de tanto análisis.

Clarice Baricco dijo...

Comprendo al hombre. Su decepción y su desesperación. No pudo controlarse. Sé que a veces no es fácil expresar los sentimientos y es por eso que vienen las comparaciones, pero sé que no es en mala onda. No todos tienen la labia. En fin.
¿Qué cabeza tenía esa mujer?


Abrazo tus letras amigo.

G

Juan Pablo dijo...

Eso te pasa por andar con rodeos
:O

Salemo dijo...

Por fin una mujer sensata ( yo creí que no existían). El pobre hombre hizo lo más aconsejable en estos casos: ¿Para qué andar con más vueltas? Apeló a una solución definitiva y a otra cosa.
Gracias por pasar, Clarice.

Salemo dijo...

Tenés razón, Juan Pablo: tendría que haber dejado las cosas claras de entrada, el tipo este digo, mi amigo.
De todas maneras creo que ahora ya está...salvo que le guste la necrofilia.
Para mi gusto, demasiado fría esta señora.